eliminar tatuajes con laser

Eliminar tatuajes con láser

En Kimera Tattoo disponemos del servicio de eliminación de tatuajes con el mejor sistema del mercado, el láser de neodimio YAG con sistema Q-SWITCHED.

Si estás cansado de tu viejo tatuaje y quieres eliminarlo o, mejor aún, cambiarlo por otro tattoo, nuestros artistas estarán encantados de diseñarte un cover, y nuestra especialista en láser en asesórate para conseguir tus objetivos.

Para eliminar tatuajes tenemos que tener en cuenta varios factores, ya que cada caso necesitará un número diferente de sesiones.

LA TINTA

El color. El láser siempre será más rápido con el negro que con los colores, siendo el blanco el más difícil de eliminar. Para ello, trabajaremos con ondas de diferentes longitudes siendo así mucho más efectivo.
La composición. Dependiendo de si es casera o profesional y los componentes utilizados para hacerla. Será mucho más fácil de eliminar los que tienen carbón de madera o henna que los que lleven berilo.
Profundidad. Un tatuaje profesional será más difícil de eliminar, ya que un tatuador con experiencia deposita la tinta en una capa más profunda.

EL CLIENTE

La piel. Siempre será más fácil en una piel clara, ya que deja pasar al láser con menos dificultad a la dermis, donde se encuentra el tattoo.
Prevención. Para poder realizar el tratamiento, la piel debe estar sana, sin rojeces por el sol ni otro tipo de daños.
Sistema inmunitario. La tinta del tatuaje es expulsada del cuerpo a través del sistema linfático. Bebiendo mucha agua y no fumando, mejoramos y aceleramos el tratamiento.

EL TATUAJE

Tamaño y densidad. Los tatuajes tipo maorí o tribales serán más difíciles de eliminar que sombreados o tatuajes lineales.
Ubicación. Las zonas del cuerpo con más riego sanguíneo y ganglios linfáticos eliminan mejor la tinta.
Calidad. Si el tatuador, al realizar el tatuaje, dañó la piel o tuviste algún tipo de infección que provocará cicatriz, influirá alargando el tratamiento para su eliminación.
Cover. Si el tatuaje que intentas eliminar es el cover de otro tatuaje, tendremos que eliminar ambos, ya que una vez hayamos eliminado el cover se verá el tatuaje inicial.

Teniendo en cuenta todo esto, Bela empezará el tratamiento con nuestro láser Q SWITCHED, que emite tan rápido que destruirá el pigmento sin dañar ni producir cicatrices. La sesión es rápida, pero puede utilizar crema anestésica o placas de hilo para que resulte totalmente indoloro. Durante la sesión escucharás un chispazo en cada disparo y verás como tu tatuaje se vuelve de color ceniza.

Después de la sesión, tendrás que aplicarte una crema antibiótica y mantener la zona tapada durante 2-3 días. Luego usaremos Balm Láser, la mejor crema reparadora para estos casos. Si tienes sensación de escozor, puedes aplicar frío seco. Además, deberás evitar radiaciones solares, saunas y frotar la zona.

Entre sesión y sesión, nuestro metabolismo irá eliminando el pigmento, aunque los resultados empezarán a ser visibles desde la primera aplicación del láser. A los 40 días del tratamiento, la piel se recuperará y podremos seguir con el tratamiento, debiendo evitar que pasen más de 8 semanas para que no se ralentice el tratamiento.

Si quieres eliminar, cambiar o mejorará tu tattoo, ¡ven a vernos!

0 631